domingo, 29 de diciembre de 2013

una despedida que no sabía que era despedida

La despedida que nunca supe que era una despedida. El último “hasta luego” que se volvió un “adiós” obligatorio y no un “hasta pronto”. Nunca dejaré de pensar en lo que dirías o en tu amor de hermano; sincero y desinteresado. Demostraste mucho y dejaste una huella que no se borrará jamás. Como era normal en ti, te fuiste en silencio, sin mucho ruido para no molestar. Muchos sueños te quedaron por cumplir, algunos incluso los compartíamos, otros sólo se quedaron en el olvido de tu mundo desconocido que ya no está. Sólo espero que ahí donde estés puedas vivir todas esas fantasías y que dejen de ser sueños para convertirse en realidad, mereces tu propio cuento de hadas, ése que siempre esperaste con anhelo y a la vez con cordura.
Intento escribir para dejar salir el dolor y poder describir toda la pena y el desconcierto que causa perderte para siempre mi querido hermano. Este mundo hoy por hoy me parece aún más injusto si cabe y lo único bueno a la vez que irónico, es que tú ya no vas a poder verlo ni sufrirlo más. Mucha gente me quiere y me apoya, no estoy solo. Estoy seguro de eso y no debo preocuparme, pero parte de mí no deja de repetir que tú ya no estarás para socorrerme y animarme con esa forma tuya de darlo todo, incluso lo que te hacía falta a ti mismo. Supongo que el tiempo pasará y las cosas irán a mejor y lo que hoy es mucho dolor pronto serán sólo buenos recuerdos, pero de momento esto no ha tenido final feliz. Los días pasarán y sé que en algún momento de mi vida volveré a necesitar tus consejos, tu apoyo, tu ayuda o tus ironías o sarcasmos que usabas para quitar hierro al asunto. Y ese día después de mucho tiempo volveré a sentir el mismo vacío que siento ahora y que en ese momento será un recuerdo triste. Pero esto es solo un pensamiento egoísta de alguien que se queda. He de pensar de forma positiva y ser consciente de que el dolor, la preocupación o la enfermedad para ti ya no existen y que por fin estás bien, y ya no corres ningún peligro. Eso reconforta mucho cuando perdemos a alguien que nos es muy querido.
Hasta luego mi amigo, nos volveremos a reunir.

miércoles, 29 de mayo de 2013

en la habitación

recuerdo el humo y la cerveza en tus manos... En este cuarto hay demasiado por hacer.. no tengo a nadie con quien echar un rato... Podrías hacer algo por volver... podrías hacer algo... dedico demasiado a imaginar que estas conmigo... Yo confiaba que subieras a mi habitación ...no que te marcharas como hiciste...
(a partir del segundo 37)

martes, 20 de diciembre de 2011

mi tumblr

Os anuncio que tengo una cuenta en TUMBLR ... es un sitio donde encontraréis una bombardeo de imágenes... espero os guste... podeis echar un vistazo a  MI TUMBLR
NOT YOUR PRINCE

lunes, 21 de noviembre de 2011

con paciencia

¡Aquí estoy de nuevo escribiendo después de 2 meses y algo de inactividad! La vida después de todo cuando te lo propones, cuando te concedes a ti mismo un tiempo de orden, parece que encuentra su rumbo, no al cien por cien, pero sí para poder decir que todo marchaba bien. Y sí, todo está bien, se puede decir que ahora la vida pinta  de lo más normal, como la de cualquier ser humano. ¿Acaso antes vivía una aventura o mi vida era anormal? No, en absoluto. Pero sí que de cierta forma vivía momentos de incertidumbre, de inestabilidad. ¿Qué sería de mí y de mi falta de responsabilidad? ¿Cuán caro pagaría mis actos de inmadurez? ¿Alguna vez dejaría de entregarme al amor como un principiante a mis 23 años? ¿Alguna vez dejaría esa guerra continua del niño y el hombre? He dejado simplemente que haya un equilibrio sano entre los dos. Al fin y al cabo los dos son yo mismo.
Recuerdo que la ultima guerra en el amor la perdí... Alguien más se fue, alguien más a quien pierdo. No pasa nada,a levantarse y a seguir. La vida es así... fue un antes y un después... a partir de entonces cerré con muchas cosas y dejé que el tiempo fuera el que pusiera orden a todo junto a la paciencia (que no pasividad) para llegar hasta donde estoy. No tengo prisa de nada, creo que es importante llegar a un sitio adecuado de la forma más sencilla y más relajada posible. Todo no se crea de la noche a la mañana sobre todo cuando del amor se trata. ¿Qué hay ahora? simplemente unas ganas de querer hacer todo bien, de tomarme mi tiempo, de no dar por sentado cosas, de escudriñarme bien y saber que lo que siento es lo correcto, lo oportuno y no un simple acto de impulsividad. 
Ahora sé que cuando vuelva a decir "te quiero" será cuando el momento sea el adecuado, cuando me lo pida el cuerpo, sí, pero cuando el cuerpo lo pida será porque mis actos y mi mente hayan hecho lo correcto.