jueves, 17 de septiembre de 2009

Lo siento, cariño


Sólo quiero quitar algunas posibles dudas que han podido despertarse.
Hoy de momento, no me siento como una persona. Espero que dentro de unos días sea diferente. Quiero pedir disculpas por mi forma de decir las cosas, quizá no fueron las adecuadas, ¿estoy triste? sí, y ya he llorado, no sé si seguiré haciéndolo. Me duele mucho la decisión que he tomado, y me está pasando factura, me está siendo más difícil de lo que pensaba, aún sigo sintiendo eso que me hacía feliz. Aún necesito tenerte cerca aunque sea un par de horas. Claro que me he quedado con lo bueno, de hecho me siento mal e impotente precisamente porque lo bueno me hace querer algo más, seguir con un poco más de esa historia nuestra. Me quedaré pensando en todo aquello que no dije, en todo aquello que no demostré, en todos los besos que no di y que ahora moriría por dar, en todo el calor que ya no sentiré y en lo especial que pude haberte hecho sentir. Disculpa si parezco radical....realmente me duele más de lo que parece. Si te crees que no pienso en ti, te equivocas, me duermo y me despierto contigo aunque no te enteres. Y más ahora, que he sido yo el que he dicho "hasta aquí"
Tengo ganas de llamarte y decirte que te quiero con todas mis fuerzas, pero ya lo sabes. Sólo te pido me dispenses si alguna vez te hice sentir poco querido.
A estas alturas yo no te guardo rencor por lo malo que llegaste a hacer, créeme que si tuviera por dentro únicamente lo negativo, estas líneas no existirían y yo estaría ahora mismo contento por alejarte de mi existencia, pero no es así.
No te pido que creas nada de todo esto, ni siquiera espero que vengas y leas este sitio. Pero recuerda que mucho de las cosas que nunca te dije a la cara, están escritas aquí. También pido disculpas al respecto.
Te quiero, incluso he llegado a decir que te amo, de eso no me arrepiento ni lo haré nunca, y aunque ahora estarás odiándome, y creas lo contrario, esta decisión no está reñida con mis sentimientos.
Me duele que las cosas acaben así, pero en la vida tenemos que aceptar lo que nos llegue. Gracias por todo, no sé si te las he dado...
Seguramente dirás que ha sido cosa mía, y que ha pasado porque yo he querido, pero es que no veo ya solución para muchas cosas y no tengo ni un as en la manga que me preste alguna alternativa.
Lo siento, cariño...

2 comentarios:

FRODILLO dijo...

Hola, ya sé, ya sé que lo que voy a decirte tiene poco valor, pero ...esta alma tuya, tan llana,tan luminosa y ese saber expresarse, es sencillamente un regalo,
Y lo mejor que has podido hacer es justamente eso, sacarlo y compartirlo, aquí, en tu espacio, en este lugar hermoso en el nos das entrada.
Gracias por compartirlo amigo, y tambien sabes que ESTAMOS, ESTOY.

RAIKO dijo...

Hals... a veces hay que decir "hasta aquí" y dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio, que no tiene por qué ser el que tenían hasta ahora, o que puede serlo, vaya usted a saber. Pero hay que recolocarse, hermano, porque ver la vida siempre desde la misma perspectiva puede llegar a ser desastroso, lo ideal sería mirarla desde varias y, quizá así, poder ver que lo que tenemos no merece la pena o es maravilloso o es mejorable o es imposible... o todo a la vez.
Ya sabes que yo soy mucho de luchar por lo que quiero y de exprimir al máximo, hasta el límite, las situaciones... pero hay otra manera de lucha es la resistencia, el abandono, el dar paso, el dejar que las cosas pasen. Porque indudablemente, no podemos controlarlo todo (creo que ese es uno de mis mayores defectos) hay cosas que se escapan a nuestro manos y que, para bien o para mal, se han de resolver solas o, cuando el tema es de dos, las tiene que resolver la otra parte. En fin, si me necesitas, sílbame. Un abrazo.