martes, 1 de septiembre de 2009

Gracias, simplemente

Hoy el día trató de amor. Cada una de las cosas que sucedían, que escuchaba, que decía me llevaban a lo mismo. Agradecimiento y gratitud.
El peso de las palabra reflejaban lo que ahonda en mi cabeza y seguramente no hay día más propicio como éste para que lo diga. Después de tantas señales, sería un pecado quedarme callado y no decir todo lo que llevo pensando a lo largo de un par de días. Quise que pasara mi cumpleaños para ver si podía hacer uso de lo acontecido y sumarlo a mis líneas. Afortunadamente así fue, y ahora ya puedo hablar.
Gracias por todo el cariño y amor mostrado, aunque mi cuerpo me pide que dedique en otras líneas y en más extensión, ésto que quiero decir.

No hay comentarios: