sábado, 2 de mayo de 2009

Modelando

En medio del silencio, dentro de mi cabeza, se forjan muchas cosas que no terminan de tomar forma, porque mi mente se pone a dar muchas propuestas de cómo puede ser el acabado final.
Este silencio que sólo es interrumpido por la música de fondo me dice que la reflexión es fuerte, ardua e intensa, y que mis ojos tienen doble visión, la real y la que ven dentro de mi cabeza, donde observan el montón de modelos de cosas que espero, que sueño, que siento, que temo y que creo.
Todas teñidas, encapsuladas, moviéndose al compás de las notas que siguen sonando mientras escribo con éste bolígrafo que estaba caído en el suelo y este trozo de papel que fue el primero que vi y que no dudé en coger antes de que la memoria hiciera de las suyas. Ahora que tengo un pequeño espacio abierto en mi cerebro, aprovecho y me dejo llevar por la imaginación para poder plasmar cada pensamiento que se me ocurre.

No hay comentarios: