viernes, 17 de octubre de 2008

Nueva etapa

Sólo decir que de momento aunque las cosas no van viento en popa, no puedo quejarme. Las cosas académicas no pueden ir mejor(bueno sí, pero eso lo sabremos cuando termine el primer cuatrimestre) y de momento el orden de mi vida me gusta. En el amor, decir que hay una etapa que se ha cerrado de forma definitiva. Solo otra vez, pero con esa persona acompañándome casi siempre de otras formas. Este jueves fue un día muy raro, pero la verdad es que al final, todo fue genial, a veces se le olvida lo mucho que me gusta y el gran efecto que causa en mí. Cuando volví a sentir sus labios sobre los míos otra vez después de tanto tiempo, y después de pensar que ya nunca los iba a volver a probar, me subí al cielo y me quedé allí el resto de la noche. Hoy aunque he despertado a su lado, a unos pasos de mi habitación separada de la suya por una pared, tuve que bajar de la nube, poner los pies en la tierra y asimilar que ésto sólo es físico, que ya los efectos serán a partir de ahora, otros.
Pero, la verdad, es que no puedo quejarme, al contrario.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye pues estaba buscando algo en la web y me enkontre kon tu hermoso espacio, muy original y es bueno tener un lugar donde desfogar nuestros sentimientos, para deshaogarnos un pokito y seguir kon esta dificil vida.

Cuidate mucho, suerte, sigue asi

Atte: Miss Lilith

Hals J. Vallecillo Munguía dijo...

Hola, muchas gracias, la verdad es que si, es mu útil. Así no explotas jajajaja. Encantado de que te gustara mi espacio. Un beso.

Yahuan dijo...

no es malo, al contrario, parece que lo que te pasa está bien-.

Buen día!!

Hals J. Vallecillo Munguía dijo...

Gracias Yahuan, espero que sea así como tú dices....Ya veremos qué tal

RAIKO dijo...

Querido, si tú te sientes bien así, pues bien está la cosa, cuando los dos que juegan están de acuerdo con las reglas, todo va sobre ruedas. Ahora sí, tienes que tener muy claro que no te vendes y que tus reglas son las tuyas y tienes derecho a ponerlas, al igual que él. Y mira, yo siempre que llegan estos puntos de estancamientos y rupturas (definitivas o no) siempre doy el mismo consejo: aprovecha este impás para reencontrarte a ti mismo.
Por cierto, ya sabes, estoy por aquí para lo que necesites. Un besote.