sábado, 9 de agosto de 2008

Sin saber qué hacer

Aguantando el cuerpo, para no desplomarme, menos mal que tengo huesos para no caer como un trapo sucio y desgastado.
Sumergido en un mar de confusión....
¿qué puedo hacer?
Esperar, el tiempo y las circunstancias me lo dirán... Sólo espero saber tomar el camino correcto.

3 comentarios:

RAIKO dijo...

Niño, tomes la decisión que tomes, no dudes que será la correcta, por el mero hecho de ser tuya, eso no lo dudes nunca... se lo dije una vez a alguien que tú imaginas y desde entonces no me he arrepentido de repetírselo ciegamente, a pesar de que a veces, sus decisiones me hayan perjudicado, pero si son para bien, aunque sea para su bien y no el mío... tú tómate esta frase al pie de la letra. Besotes.

mas de mi que de... lirio dijo...

Te llevo mas de veinte años y esta sensación se repite constantemente en mi vida desde siempre... sigue tu corazón, puede que te equivoques pero tendrás la certeza de haberte sido fiel y eso es impagable.
Besos desde mi alma y tranquilo, esto también pasara.

Halsted José Vallecillo Munguía dijo...

Gracias raiko, y lirio. Sí, creo que esta vida vale más arriesgar que no hacer nada y quedarse sentado. Es lo que haré. Seguiré mi corazón