martes, 26 de agosto de 2008

Mañana, quizás

Quizá mañana...
Tal vez mañana logre escribir algo verdaderamente bueno que llegue al corazón de quien se antoje a leer.
Algún día, quizás, dentro de esta incapacidad haya una fugaz ráfaga de inspiración que haga que pueda expresarte de una forma correcta todas esas sensaciones o sentimientos que se desbordan en mi cabeza al pensar que todas estas palabras que parecen decir mucho y en realidad no dicen nada, las escribo pensando en ti.
Quiera el destino, o la experiencia adquirida a lo largo del tiempo, que pueda decirte con facilidad todo lo que aportas con sólo el hecho de existir bajo este mismo cielo.
Quiera que algún día, en medio de esta oscuridad yo pueda darte un poco de luz.
Quizá esto te lo repita una y mil veces más en el futuro. Quizá no sea lo más original y parezca lo más fácil y cómodo: Unas cuantas palabrejas monótonas, comunes que sean algo ya trillado y que este método cada vez se vaya quedando mas obsoleto, sin ofrecer nada nuevo, y que únicamente exprese lo que hasta la saciedad repito.
Pero créeme, a veces, es tarea difícil poder manifestar con letras todo un mundo interno que vive y muere cada día. Que crece, que cambia y que lleva una vida paralela junto a la mía.
Es difícil poder plasmar toda una existencia que afortunadamente está de acuerdo conmigo y que cree con mucha fe que algún día llegaré a aproximarme a lo más parecido de la perfección, donde palabra y frase sean un fiel calco del universo dentro de mi cuerpo que piensa en ti al escribir toda esta producción digna de un loco.
Esperando, cuando acaben las ideas, empezar un nuevo experimento después del fallido anterior. Dispuesto a lograr un día, compartir mi mundo, un mundo en el que ahora también vives tú.
Una sonrisa o un pensamiento limpio son un buen premio si al leerme, es lo que obtengo.
Poder hacer una buena reproducción del crecimiento de las flores de mi sentir y conseguir prestarla a tus ojos para luego transportarla a tu mente será mi trofeo.
Puede ser que mañana sea el día, puede que mañana sea un concepto abstracto y relativo. Puede que la palabra "nunca" ahora tome un significado más presente y claro, y que yo no tenga la capacidad de expresarme la más correcto posible. Todo o nada puede pasar. El tiempo lo dirá.
Sólo sé que te quiero.
¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

No hay comentarios: