lunes, 16 de junio de 2008

Tengo entendido que me quieres

Vamos a ver, yo creo que cuando uno está con alguien, entre otras cosas es para tener un apoyo, y en momentos de problemas o preocupaciones la persona que está a tu lado te ayuda, no necesariamente a solucionarlos pero sí a llevarlos mejor. No está para creártelos. O para ponerte condiciones. El amor no pone condiciones, el amor se basa en amor, en aceptar defectos. No sabía que tengo que pasar un examen para estar contigo, pensaba que ese examen lo había aprobado y que precisamente por eso, soy quien soy para ti. Porque ya he pasado esa asignatura. ¿Es más importante para ti lo que has dicho que yo en sí? ¿Qué te voy a perder? Te perderé porque quieres, porque que yo sepa un papel con unas calificaciones académicas no me certifican como el más indicado para estar con una persona. Porque eso no refleja el amor que puedes sentir por mí o el amor que pueda sentir yo por ti. Y creo que estamos hablando de sentimientos. No me puedo creer que ahora tengo un filtro más por el que pasar para estar tranquilo.
Pero da igual, puestos a dar advertencias y condiciones, yo daré las mías. Gracias por darme esa oportunidad de hacer las mías.

2 comentarios:

RAIKO dijo...

Mira, el amor con demasiadas condiciones es igual de malo que el amor incondicional. Lo que pasa es que las condiciones han de ser pactadas y aceptadas por las dos partes, si no, sólo sirven para distanciar. Pero, hablo por experiencia, la incondicionalidad, pasa factura, porque un mínimo fallo te termina pasando factura. Un besote.

Halsted José Vallecillo Munguía dijo...

Sí lo sé, hay que ir con mucho cuidado si de verdad importa la relación, sólo espero que las cosas que se digan al respecto no se hechen en saco roto