jueves, 12 de junio de 2008

No quieres nada

Nunca pensé que me tratarías como una basura! Después de las cosas que te he perdonado, las cosas que he hecho por ti, de lo que has significado en mi vida. Ahora tú pasas como que si yo no valiera nada. Como si de un estorbo se tratara. Impidiendo poder hablar las cosas que sería un mínimo por deferencia a mi. Si es que alguna vez signifiqué algo para ti. Te agobias porque quieres, sabes que una vez hablado todo, dependiendo de lo acordado yo hubiese desaparecido. Lo único que estás demostrando es que estás desesperado por que yo desaparezca, hacer como si yo he sido un mal recuerdo del que te quieres olvidar, y pese a cualquier cosa que te pueda decir, callas como dándome la razón, como que quieres lograr convencerme de que no me quieres o que, como ya dije antes, no significo nada. ¿Que te puedo hacer llorar con lo que te escribí en uno de los mensajes? Parece que no estás sufriendo dado tu comportamiento, tal cual parece que te he hecho algo de lo que no puedes dejarlo pasar. Yo nunca te he tratado así, tan despectivamente, nunca te he hecho sentir que no vales nada, nunca te he hecho sentir que no te quiero, jamás te he negado la posibilidad de querer hablar conmigo, ni siquiera cuando faltaste te hice a un lado, todo fue al contrario. Te escuché las mil veces que llamaste incluso sólo para oírte llorar, algo que a cualquiera agobia.
Y no teniendo suficiente estoy seguro que con estas líneas te puedes enfadar leyéndolas como te venga en gana, pues recomiendo que las leas con voz quebrada que es como las puedo decir yo.
Dime incomprensivo, que no te entiendo, que no es tan fácil. Pero a tu silencio le falta claridad. Seguro que pensarás para ti mismo cualquier cosa pero desafortundamente no poseo el don de leer mentes, así que no queda más que sacar mis propias conclusiones, conclusiones que tu no desmientes.
Te he dado hasta la posibilidad de darnos un tiempo en el que podriamos desaparecer el uno del otro, un tiempo libre en el que podamos despejarnos. Todo este mes que no le quedan poco días podria servir, pero tú no quieres nada.

2 comentarios:

RAIKO dijo...

Hola, guapetón, me ha encantado descubrirte, bueno, mejor dicho, descubrir tu blog, porque a ti ya hace tiempo que te descubrí... En cuanto a lo que he leído en este post, te puedo decir que si no fuera porque es tu historia, pensaría que estás contando la mía. Pero como me dijo alguien hace mucho tiempo: "No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista", así que tranquilo, pequeño, que todo pasará. Pasaré seguido a leerte y a dejarte comentarios (haz tu lo mismo, que no me dejas nunca ninguno)y, si quieres leer cosas buenas, no dejes de visitar mis enlaces, merecen la pena. Besotes.

Halsted José Vallecillo Munguía dijo...

jajaja vale vale, tienes razón, tenía que haberlo hecho antes, no t preocupes que lo haré
gracias