jueves, 5 de junio de 2008

Asqueado


Y pensar que una vez al año paso por lo mismo. Pero es que el cuerpo no se acostumbra. Siempre que llega la fecha vuelvo a sentir de nuevo ese sentimiento de mendicidad como si fuera la primera vez.

Es una situación personal y algo que no es causada por terceros pero es lo que inevitablemente siento siempre. Y sin poder recurrir al alguien, porque siempre me fallan aunque sea sin querer.

No hay comentarios: