domingo, 20 de abril de 2008

Que llegue lo que tenga que llegar

Voy a dejar que el cielo llore por mí, con la lluvia. Voy a dejar que esta canción llore por mí, con su música. Voy a dejar que estas líneas lloren por mí, con sus palabras. Yo de momento no puedo. Debo admitir que aún no he explotado a llorar como debería. No se ha presentado ningún detonante. No es mi intención buscarlo. Dejaré desangrar mi dolor pero de forma espontánea. Quiero que acabe este invierno de abril. Quiero que acabe y que de una vez llegue la primavera. No he visto florecer aun nada. Han pasado días en los que el jardín parecía florecido, pero era sólo espejismo. Al final están la lluvia y el frío, con cielos nublados y un sol escondido. Mis ojos vacíos y secos de llanto, queriendo saber porqué ha sucedido.
Que caiga el agua, que me moje el sentido. No más falta de tersura, no más falta de brillo. Quiero volver a tener diafanidad.
No me dejes caer más.

No hay comentarios: