sábado, 19 de abril de 2008

Mañana... será mañana

Mañana será, otro día. Quizá mañana. Quizá sea nuestra noche de amor. Sincera. Sin ocultar nada. Con suficiente valor para mirarme a estos ojos verdes que tanto te esperan y te buscan en sueños.
Quiero lanzarme al vacío sabiendo que detendrás mi caída. No quiero dudarlo, no quiero albergar reflexiones que me digan que puede que haya una posibilidad de que me dejes caer al fuego.

No hay comentarios: