jueves, 6 de marzo de 2008

Nervios fuera, nostalgia bienvenida

Pues nada, resulta que todo está bien. Supongo que ahora sí puedo echarle la culpa a la época del año, a la primavera que está por llegar que altera el clima.
Tiempo al tiempo.
Han pasado muchos días en los que no había logrado colocar bien las ideas sobre la situación en la que muchas personas estamos. Caminando por la calle, solo o acompañado, veo en silencio a las otras personas, a las que pueden ser semejantes a mí. Veo a la gente que tienen a su alrededor y empiezo a recordar por instantes. Una madre que coge de la mano a su hijo mientras van caminando por la calle, un chico cargando su mochila a sus espaldas. Una familia compuesta por tres. El abuelo mimando al nieto de turno. Escuchar a un conocido diciendo que va a casa de algun familiar.
Todo eso me hace valorar más donde estoy y me hace sentir con más fuerza ese cariño que allá me profesan. Cuando viajo a través del tiempo dentro de mi cabeza y revivo instantes, vuelvo al presente con las pilas cargadas y con los consejos de los míos como recuerdo. Con un hasta luego que se ha prolongado.

No hay comentarios: