viernes, 7 de marzo de 2008

Mejor me aguanto

Es preferible aguantarme y asumir que si yo no hago nada por hacerme sentir mejor, nadie lo hará por mí. Así que mejor respiro hondo, seco mis lágrimas y dejo descansar a mis ojos que por culpa de tanta sal me escuecen y no puedo ver bien. Una vez más las 4 paredes de mi habitación me ayudarán, mientras tenga la puerta cerrada y mientras tenga ganas de dormir para olvidar por algún breve tiempo, todo estará bien. Paciencia. No queda otra que esperar. Aún quedan muchos días y no conviene estar así desde ahora. De momento que me acompañe la música, que es lo que parece que siempre está ahí.

No hay comentarios: