miércoles, 8 de agosto de 2007

Un ícaro más


A partir de hoy, comienzan nuevas horas, a partir de hoy, estaré preguntándome ¿qué me espera mañana? ¿Cambiará algo? ¿Será todo igual?Hay un cierto cosquilleo que me pasa por la espalda. Tengo que ser valiente, afrontarlo todo con la cabeza en alto. Estar dispuesto a hacer valer mis derechos y deberes. A hacerme cargo de las consecuencias de mis actos, y a hacer de mi integridad, algo valioso. No temer a las personas que con su cariño y sin intención, te hacen daño, que intentan protegerte hasta el cansancio, logrando así que seas más débil e infeliz aún, ¿y qué mas da si tropiezas? ¿y qué más da si no vuelas con maestría?, a veces la vida te enseña mucho más que las lecciones aprendidas en casa.

¿Y vale la pena? Los resultados pueden cambiar tantas cosas... A veces parece mejor correr el riesgo, de que hayan cambios radicales, por una vida lejos de frases escondidas y acciones tapadas bajo un secreto que gritas a voces.

Vale más caer al vacío habiendo emprendido el vuelo que quedarse en tierra sin saber lo que pudo haber sido

Puedo ser un ícaro más, intentarlo es mi norte, caer mi posible destino, sólo me queda averiguarlo.

No hay comentarios: